Impactos: 10

Con este nombre tan “chic”, como que nunca nos saliéramos de la ruta trazada ; )) presentamos la clásica de los martes, pero con unas variantes …

Debemos decir que la ruta de tipo fácil la hemos complicado por disfrutar de la vegetación y pinares circundantes, una vez en la rotonda que da inicio a la subida desde el Parque al Puerto Venecia,  hemos dado rienda suelta a la imaginación de Luís, quién nos ha guiado por rutas entre arboles, pudiendo disfrutar de una paz y quietud que el tráfico rodado no da

Alcanzado el Puerto, nos hemos visto obligados a, decir subir sería un eufemismo, más bien trepar un talud de unos 4 metros en una ángulo superior a los 60º, por las lajas de hormigón de un vierteaguas o canalización de menos de un palmo  de ancho, y por lo húmedo intransitable, pero como ha dicho la única integrante femenina  ¡”coño no somos Jabates“! Vale lo reconozco no ha dicho esto pero ha subido el desnivel con dos… bastones como todos ; ))

Recorrido perimetral del puerto, más allá de Decathlon, Ikea, hasta llegar por detrás de los comercios al solar de Leroy merlín, y por el camino “sin luz”, hoy iluminado aún por la puesta de sol, hasta el velódromo

horizonte antes de bajar al camino de la Junquera


Y nuevamente nos hemos permitido el lujo de abandonar la senada trazada para bajar desde el lugar hacia la Fuente de la Junquera, y por H o por B, nos hemos ido tres caminos más allá del buscado. en el diagrama de ruta es entre el 7’5 y el 8 km,  encontrado el camino logramos alcanzar el canal al pie del paseo del Duque de Alba, que los ciclistas le apodan el “arrancapedos”

Ganar el parque ya ha sido pan comido, y por Villa de Calcena, Julio Cejador, Paseo Ruiseñores, Maestro Estremiana, al punto de partida y donde se ha celebrado la “teórica”