Impactos: 14

Tras la “no fiestas” del Pilar, sea donde sea que cada cual las haya pasado, volvemos a tomar los bastones y hacemos lo propio, marchar canal abajo hasta valdegurriana

y sin saberlo en el momento de la instantánea, hasta el Pilar. Nuestra pequeña ofrenda a la Patrona

Por lo que, por la senda paralela al cauce en la que deriva tan orgulloso canal, llegamos al cruce que nos ofrece entre otras opciones bajar al barrio rural de La Cartuja, cosa que hacemos tras pasar bajo la línea férrea del AVE. Y bordeando la localidad por el norte nos llegamos a la pasarela del Bicentenario …

a la que subimos solo para la foto, ya que no tenemos intención el cruzarla, dado que eso supondría tener que remontar el Ebro, luego el Gállego, hasta la pasarela de Santa Isabel y volver a descender el afluente y seguir remontando el principal hasta el puente de “piedra”

Remontamos por la margen derecha el río y entre los sotos descubrimos sendas colonias de cigüeñas y otras aves

Llegando por fin al paseo Echegaray donde junto a la Basílica nos reconfortamos con bebidas, ya solo queda esperar que nos recoja el coche escoba de la organización y nos traiga al punto de partida