Impactos: 7

Una ruta descubierta con una Jabate de la zona, que resulta muy cómoda y agradable en una mañana soleada, hoy la realizamos en compañía de nuestra Alférez

Partimos desde el monumento al “gasolino” remolque fluvial que tantas millas surcó en estas aguas, de pueblo en pueblo, llevando grano, aceite y otras mercancías

remontamos por el camino de la ribera el cauce del río, entre alfombras verdes, ocres y amarillas, según la floresta que cruzamos, llegamos al pozo San Lázaro, dónde a guisa de oración retratamos a nuestra Patrona

continuamos hacia el parque del aguas, por los sotos ribereños, bordeando el club de gol,  llegamos a los huertos que bifurca el camino o bien continuamos  por el río, bien rodemos todo el Actur paralelo a la NII, y cruzamos la avenida de los pirineos, y desde la pasarela retratamos nuevamente a la Basílica del Pilar

y de vuelta encontrada llegamos al parque del Tío Jorge, y por ende al puente de piedra

y dejándonos llevar por las aguas, convergemos en el punto de partida, dónde una merecida teórica ha lugar, y nos despedimos haciendo propuestas para el próximo miércoles