Retomamos la actividad deportiva tras el parón impuesto, tras 51 días en mi caso concreto, donde si he practicado otras disciplinas, Chi Kung y Tai Chi con las limitaciones domesticas, no había podido dar ni un paso más allá de los necesarios para la compra de alimentos y una vez por semana

Trazamos el perímetro de 1 km desde mi domicilio, con las aplicaciones descritas en Y por fin puedo salir

Y nos lanzamos a ello, en la franja horaria acordada por el Municipio, procurando llevar la mochila preparada con lo necesario, y documentación acreditativa de mi punto de partida

 

La ruta es bien conocida y tas de dar de comer a los pocos patos que quedan en el canal nos dirigimos aguas abajo, el transito de personas es moderado, pero las distancias sociales no se respetan en un porcentaje alto, por lo que debemos de usar la mascarilla en un tramo largo del recorrido

Al llegar al límite del nuestro circulo de acción señalado, tomamos entre las campas que bordean el barrio de la Paz, donde sendos andurriales y vericuetos nos permiten alcanzar las instalaciones de la antigua cárcel de Torrero, y de allí al parque grande.

Recorrido habitual hasta la pasarela del Huerva, y por su margen izquierda a ganar la Avd Goya, desde encaminados por Sagasta retornamos al punto de partida, no sin antes aprovechar para comprar el pan, y todo ello en el área marcado en la franja horaria indicada, un «9 en 1»