Una clásica con la inconmensurable Carmen Roy

 


Comenzamos desde el Canal en el puente de Avd América a un ritmo vivo

Alcanzado el punto de encuentro retomamos la marcha con la compañía de Carmen, disfrutando de su amena charla y los placeres de la marcha por las riberas tan llenas de vida



Tomando el café Carmen me sorprendió con este souvenir luso, gracias artista

Y finalmente tras dejar de nuevo a nuestra compañera en el punto de encuentro, buscamos el camino de la Alfranca y por el llegamos  a La Cartuja baja y desde allí de vuelta a casa