Debe su nombre a la Jabate Toñi, ya que fue con ella que la hice por primera vez con sus claroscuros, pero siempre abriendo «senda» para el grupo

Partimos desde el propio Juslibol por robarle a la ruta unos kilometros y hacerla más suave

Continuamos por  los Galachos buscando el camino a Monzalbarba, disfrutando de sus recodos, lagos, trinos de las aves y la exuberante vegetación que en estos meses ha crecido en abundancia por el exceso de agua y la falta de viandantes que la tronche

Y en honor a la primera vez nos llegamos a la frontera que el Ebro hace entre Monzalbarba y Alfocea

Ya en Alfocea un esfuerzo más para salvar el desnivel desde la carretea al otero o mirador que corona la población, donde hicimos un breve receso y repostamos

al fondo el Pilar

Torre del agua y puente del tercer milenio

Vuelta por el cauce de la vieja acequia hasta los Galachos y parada técnica en Juslibol, en el bar «Los galachos» ¿os suena el nombre?, donde tuvimos ocasión de saludar al Jabate Fernando que con un bonito maillot hacía lo propio tras dar una vuelta en su bici

La próxima será la variante del castillo de Miranda, pero eso será de la mano de Toñi