Salimos temprano ya que agosto quiere brillar hasta su último día con un calor en la ciudad cerca de los 40º

La ruta aunque conocida no se había realizado en su totalidad, ya que como mucho habíamos llegado a la pasarela de  madera del Gállego, a la altura del parque de los ríos justo antes de entrar en el barrio de Santa Isabel.

Entre el kilómetro 8 al 10 el Gállego desemboca en el Ebro, y el camino de ribera se ciñe a la misma. Qué sorpresa nos llevamos cuando este camino estaba bloqueado al paso sin mayores explicaciones, tomando una senda paralela sobrepasamos el motivo del corte que no era mas que el derrumbe del mismo en las aguas de la ribera, como mostramos en la primera imagen de esta galería

Llegamos a la chopera que en su día descubrí junto a Toñi, en marcha cambiada; seguimos por la senda que se abre bajo la Z40, y por ella al puente del Centenario, poco faltaba para coronar los 16 km y el merecido descanso

El regreso a la ciudad fue en el bus nº 25 que nos dejo en la esquina del «Bostón»

Repetiremos con visita cultural a la Cartuja ya que encierra muchos secretos